Publicado: 24 de Mayo de 2018

Si estás pensando en hacer limpieza, te recomendamos que te lo pienses dos veces antes de dejar que ciertos artículos pasen a una mejor vida. Sobre todo, si quieres no solo convertir tu hogar en un espacio a la última, sino cuidar del medio ambiente e, incluso, conseguir disfrutar de unos días de relax haciendo manualidades. Además, si tenemos en cuenta que la tendencia industrial y boho-campestre son lo más buscado en cuestión de decoración, todo son ventajas. Por ello, te traemos varios consejos que permitirán llenar tu casa de estilo, aprovechando piezas que tienes apartadas en un rincón sin valorar su versatilidad.

Tarros de cristal para brillar. Seguro que tienes una bolsa esperando para reciclar con este tipo de botes que tanto utilizan los supermercados, pues ahora puedes darle una segunda oportunidad con una nueva función. Los portavelas de cristal añaden tanta calidez que parece que estamos dentro de un cuento y encima son súper fáciles de producir. Tan solo necesitas una vela con un diámetro inferior al del tarro para meterla dentro. Aunque, si lo deseas, otra alternativa es optar por velas normales o de té y un alambre de aluminio para elaborar un enganche y poder colgarlas. Para decorar el interior puedes emplear piedras pequeñas que nos trasladen hasta el verano a través de un toque navy. Las posibilidades para este material son infinitas, solo tienes que echarle imaginación y lograrás el accesorio perfecto para cualquier recoveco de tu terraza. 

Cajas de madera muy chicsSeguramente las habrás visto en alguna cafetería cool de tu ciudad o a la venta en tiendas de decoración. Lo que no sabías es que hacerlas no te llevará más minutos de los que crees. El primer paso consiste en recoger cajas de algún mercado de las que se destinan al transporte de fruta o verdura, de las de toda la vida. También sirven aquellas en las que se almacena vino. La puesta a punto se basa, principalmente, en limpiarlas a fondo con una lija para eliminar los restos de suciedad que puedan tener y luego barnizarlas. Una vez se sequen, píntalas del color que elijas. En las imágenes te dejamos varias ideas muy chulas para combinar este nuevo complemento. 

Latas transformadas en macetas. No cabe duda de que una planta puede cambiar por completo el entorno de una habitación y que, junto a las flores, se convierten en las compañeras ideales para generar un aire fresco para nuestra vivienda. Pero, normalmente, surgen problemas a la hora de escoger el recipiente que las contenga porque, no nos vamos a engañar, los clásicos maceteros son muy aburridos. Para cambiar esto podemos reutilizar objetos que ya no tienen ningún uso e intentar todas las opciones que nos brindan cada uno de ellos. Por ejemplo, las latas de conservas o los escurridores metálicos. Ambos podemos usarlos para introducir un pequeño arbusto aromático que nos impregne de frescor, o vegetales que alegren la vista y el olfato siempre que pases por su lado. 




Fotografías: Pinterest

Fuente: Hola.es